L'equip de redacció de Capicua us dona la benvinguda al format en línia de la revista de l'Institut Vinyes Velles

dimarts, 20 de gener de 2015

Una reflexió molt personal

Al día siguiente del salvaje asalto a la redacción de la revista parisina, consideré hacer, como  ejercicio de clase, un texto argumentativo, al nivel de un segundo de la ESO, claro, sobre el derecho a la libertad de expresión. Una alumna hizo una reflexión muy personal y, por otro lado, con un estilo muy literario.
Elia Gallego, 
Professora del Departament 
de Llengua Castellana i Literatura


EL DERECHO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

¿Y si cada vez que una persona expresara su opinión públicamente, se manifestara o, simplemente, luchara por cualquiera de sus derechos, otro personaje acabara con su vida? Parece mentira, pero la verdad es que se trata de una triste realidad que afecta cada año a millones de personas.
El egoísmo, la falta de compasión e incluso de cerebro son algunos de los defectos que conllevan a que gran parte de los ciudadanos de este planeta actúen de esta manera: torturando, encarcelando y, en los casos más extremos, llevando a la muerte a cualquiera que no piense del mismo modo que ellos.
El derecho a decidir debería ser algo fundamental para cada uno de nosotros, aunque, sin embargo, parecen que pocos valoran.
Todo niño, joven, adulto o anciano desea ese juguete de moda, el último modelo de teléfono creado por Apple, el coche más nuevo del mercado; pero nadie pide ni da importancia a la libertad de expresión y, sinceramente, si no dispusiéramos de ella no podríamos seguir viviendo de la misma manera. Retrocederíamos a tiempos pasados, como es el caso de otros países, ¿pero a quién le importaría? No es el juguete de moda, ni el último modelo de teléfono creado por Apple, ni el coche más nuevo del mercado.

Laia Ureña,  2ºB
Lengua Castellana y Literatura